Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos y Europa

El 12 de febrero de 2013, es la primera vez que oímos hablar del tratado y fue durante el discurso del Estado de la Unión, donde Obama anunció al mundo que se iniciarían unas negociaciones entre Estados Unidos y la UE para una amplia Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP).

Si nos vamos a la página oficial de la comisión europea http://ec.europa.eu/spain/sobre-la-ue/ttip/espana_es.htm para España el texto que allí se nos comunica para explicarnos de que va el tratado es el siguiente:

El TTIP Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés). Tiene como objetivo eliminar las barreras comerciales entre los Estados Unidos y la Unión Europea (suprimir aranceles, normativa innecesaria, restricciones a la inversión, etc.) y simplificar la compraventa de bienes y servicios entre estos dos espacios. Eliminar esas barreras supondrá crecimiento económico, creación de empleos y una disminución de los precios. El Centre for Economic Policy Research (CEPR) calcula que la economía europea podría beneficiarse con 119 000 millones de euros al año y la estadounidense con unos 95 000 millones de dólares. 

El estudio nos indica los enormes beneficios que tendría la liberalización de los mercados tanto para Estados Unidos como para Europa e incluso para el resto del mundo.

Su objetivo es eliminar las barreras comerciales en una amplia gama de sectores económicos para hacerlo más fácil de comprar y vender bienes y servicios entre la UE y los Estados Unidos. A menudo cuestan tiempo y dinero para las empresas que quieren vender sus productos en ambos mercados. Por ejemplo, cuando un producto está aprobado como seguro en la UE, tiene que someterse a un nuevo procedimiento de aprobación en los Estados Unidos, aunque las normas de seguridad son similares.

Las conclusiones generales del estudio y a grandes rasgos nos dicen que tendría unos beneficios económicos generales,un impacto positivo en el comercio y en los ingresos mundiales aumentando el PIB, Beneficios sectoriales sectores en los que aumentarían las ventas como los alimentos procesados, los químicos, productos manufacturados y sobre todo el sector del automóvil. Mercado de trabajo dando oportunidades de trabajo en ambos lados y a diferentes tipos de empleados tanto cualificados como no y bajando notablemente el desempleo.

Pero realmente el tratado es beneficioso para Europa? Y para nosotros los ciudadanos?

Es un nuevo ejemplo de desregulación de los mercados y una prueba más del neoliberalismo más salvaje.

Hay unos cuantos estudios que nos indican que no sólo es un ataque a las normas sociales sería un impacto en nuestra forma de entender las relaciones sociales, materiales, económicas, laborales, medioambientales o de salud pública. Por lo que sabemos hasta ahora, el impacto negativo de este acuerdo va mucho más allá de los efectos sobre nuestras vidas y el medio ambiente. Para determinados economistas los estudios realizados por la Comisión Europea estarían basados ​​en suposiciones poco realistas. La comisión Europea argumenta que los sectores que más han crecido se beneficiaron con la apertura del mercado, y que las pérdidas registradas en los otros sectores son compensadas con la caída de los salarios y el aumento del empleo.

La experiencia europea reciente demuestra que los salarios más bajos no crean puestos de trabajo. Hay sectores que están expuestos a una competencia desigual y con condiciones desiguales de trabajo que obtienen ventajas en una globalización que no castiga la precariedad laboral.

Tribunales de arbitraje privados

Uno de los puntos más controvertidos del TTIP es la creación de tribunales de arbitraje privados, que tendrán carácter internacional y, por tanto, su nivel judicial será superior a los tribunales de cada Estado. Esto es una de la consecuencia de la inclusión de las cláusulas ISDS [cláusulas de protección de los inversores extranjeros, por sus siglas en inglés], que dan a las multinacionales la posibilidad de demandar a los Estados si consideran que los gobiernos han aprobado leyes que perjudiquen su obtención de beneficios.

Por ejemplo, si se decide recuperar para lo público algo privatizado, este tipo de tratados permitiría que una empresa denunciara al gobierno por hacer esto, por lo que no se trata solo de un objetivo económico, también político. Tenemos ejemplos como el de la aseguradora sanitaria holandesa Achmea, que ganó 22 millones de euros contra Eslovaquia por supuesto “lucro cesante” cuando este país paralizó el proceso de privatización de la sanidad y tenemos varios ejemplos más: Philip-Morris demandó a Uruguay por poner alertas sanitarias en las cajetillas de tabaco, Vantenfall a Alemania por apagar las centrales nucleares.

Por lo tanto quienes son los verdaderos beneficiados de este tratado? Hemos de tener en cuenta cómo funcionan los grupos de presión y los Lobbies sobre todo en Estados Unidos, en los que aunque regulados no dejan de ser empresas o sectores que influirán en las decisiones legislativas de los gobiernos.

Qué pasará cuando se instalen empresas estadounidenses en Europa con derechos en los que Europa están bastante regulados como por ejemplo los  laborales, hay que tener en cuenta que EEUU  se ha negado a ratificar convenios de OIT (Organización Internacional del trabajo), medioambientales ya que no firmó el protocolo de Kyoto, productos transgénicos o modificados genéticamente actualmente prohibidos en la Unión Europea.

Pero además hay falta total de transparencia: la mayoría de los textos que se negocian son secretos y no sabremos nada de ellos hasta que no nos los presenten como casi “hechos consumados” Como dice el premio nobel Joseph Stiglitz sobre la negociación clandestina del TTIP, no se entiende tanto secretismo, a no ser que lo que están tramando sea realmente malo, o al menos eso pretenden, ya que gracias al trabajo de entidades de la sociedad civil y grupos políticos se han filtrado borradores del acuerdo y aspectos muy importantes de las negociaciones.

El pasado mes de mayo el Congreso rechazó pedir al Gobierno someter a referéndum el Tratado de Libre Comercio negociado entre la Unión Europea y Estados Unidos, una decisión que pasó ligeramente desapercibida y sobre la queapenas ha habido debate público, lo que puede explicar el desconocimiento de la existencia de este acuerdo en gran parte de la población.

Compartir:

Share on linkedin
LinkedIn

Más entradas

Prestación baja maternidad de las autónomas

Las trabajadoras autónomas tienen los mismos derechos y prestación por maternidad que las trabajadoras del régimen general.  Sin embargo, existen algunas particularidades que debemos tener en cuenta. REQUISITOS Las prestaciones