Obligación de Información sobre bienes y derechos situados en el extranjero: del 1 al 31 de Marzo de cada ejercicio.
Declarar los bienes en el extranjero

Declarar los bienes en el extranjero

El pasado sábado 24 de Noviembre se publicaba en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 1558/2012, de 15 de Noviembre que regula las obligaciones de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero, adapta las normas de desarrollo de la Ley General Tributaria a la normativa comunitaria e internacional en materia de asistencia mutua y modifica el reglamento de procedimientos amistosos en materia de imposición directa, entrando en vigor el día 1 de Enero de 2013.

En este encontramos el desarrollo reglamentario de la Ley 7/2012, de 29 de Octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, en la cual se introducía la nueva obligación de informar sobre bienes y derechos situados en el extranjero, incorporada en la Ley General Tributaria disposición adicional decimoctava.

 El Real Decreto 1558/2012 define que deberán ser declarados los siguientes bienes y derechos:

  • las cuentas situadas en entidades financieras,
  • todo tipo de bienes inmuebles y derechos sobre inmuebles,
  • así como valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionadas u obtenidas en el extranjero,

 y fija el plazo para la cumplimentación del mismo del 1 de Enero a 31 de marzo de cada ejercicio.

Los sujetos obligados a presentar esta declaración informativa anual serán:

  • las personas físicas y jurídicas residentes en territorio español,
  • los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes
  • y las entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la LGT (las herencias subyacentes, comunidades de bienes y demás entidades que, carentes de personalidad jurídica constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptible de imposición).

 Los obligados tributarios deberán suministrar a la Administración Tributaria la siguiente información:

1. Información sobre cuentas en el extranjero:

cuentas corrientes, de ahorro, imposiciones a plazo, cuentas de crédito y cualesquiera otras cuentas o depósitos dinerarios con independencia de la modalidad o denominación que adopte (aunque no exista retribución).

 La declaración deberá contener la siguiente información:

  •  Razón social o denominación completa de la entidad bancaria o de crédito así como su domicilio.
  • Identificación completa de las cuentas.
  • Fecha de apertura o cancelación, o , en su caso, las fechas de concesión y revocación de la autorización
  • Saldos de las cuentas a 31 de Diciembre y el saldo medio correspondiente al último trimestre del año (por quien tuviese la condición de titular, representante, a autorizado o beneficiario o tenga poderes de disposición sobre las citadas cuentas o la consideración de titular real a esa fecha).
  • Saldo de la cuenta en la fecha que dejaron de tener la condición de titulares, representante, autorizados, beneficiarios, personad con poderes de disposición o titulares reales.

      El real decreto también establece una serie de excepciones. No resultará   obligado  informar en los siguientes casos:

  • Aquellas cuentas de las que sean titulares entidades totalmente exentas del impuesto de la sobre sociedades.
  • Aquéllas de las que sean titulares personas jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, así como establecimientos, permanentes en España de no residentes, registradas en su contabilidad de forma individualizada e identificadas por su número, entidad de crédito y sucursal en la que figuren abiertas y país o territorio en que se encuentren situadas.
  • Aquéllas de las que sean titulares personas físicas residentes en territorio español que desarrollen una actividad económica y lleven su contabilidad de acuerdo con los dispuesto en el Código de Comercio, registradas en dicha documentación contable de forma individualizada e identificados por su número, entidad de crédito y sucursal en la que figuren abiertas y país o territorio en que encuentren situadas.
  • Aquéllas de las que sean titulares personas físicas, jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, abiertas en establecimientos en el extranjero de entidades de entidades de crédito domiciliadas en España, que deban ser objeto de declaración por dichas entidades conforme a lo previsto en el art 37 del Real Decreto 1065/2007, de 27 julio, siempre que hubieran podido ser declaradas conforme a la normativa del país donde esta situada la cuenta.

      Por último, no hay obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando los saldos a 31 de diciembre no superen conjuntamente, los 50.000 euros, y la misma circunstancia concurra en relación con los saldos medios del cuarto trimestre. Si se superasen conjuntamente los límites  anteriores: hay que informar sobre todas las cuentas.

 2. Información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidos en el extranjero:

 i) Los valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica.

 ii) Los valores representativos de la cesión a terceros de capitales propios.

 iii) Los valores aportados para su gestión o administración a cualquier instrumento jurídico, incluyendo fideicomisos y «trusts» o masas patrimoniales que, no obstante carecer de personalidad jurídica, puedan actuar en el tráfico económico.

 La declaración deberá contener la siguiente información:

Para el caso de Valores

  • Razón social o denominación completa de la entidad jurídica, del tercero cesionario o identificación del instrumento o relación jurídica, según corresponda, así como su domicilio.
  • Saldo a 31 de diciembre de cada año, de los valores y derechos representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades jurídicas, de la cesión a terceros de capitales propios o/y de los valores aportados al instrumento jurídico correspondiente. La información comprenderá el número y clase de acciones y participaciones de las que se sea titular, así como su valor.

 Para el caso de acciones y participaciones en Instituciones de inversión colectiva:

  • Razón social o denominación completa de la IIC y su domicilio, así como el número y clase de acciones y participaciones y, en caso, compartimiento al que pertenezcan, así como su valor liquidativo a 31 de diciembre.

 Para el caso de seguros de vida o invalidez y rentas temporales o vitalicias:

  • Entidad aseguradora indicando la razón social o denominación completa y su domicilio y valor de rescate o capitalización a 31 de diciembre.

 El real decreto establece unos supuestos en que no resulta exigible esta obligación:

  • Cuando el obligado tributario sea una de la entidad totalmente exentas del IS.
  • Cuando el obligado tributario sea una persona jurídica o entidad residente en territorio español o cuando sea un establecimiento permanente en España de no residentes, que tengan registrados en su contabilidad de forma individualizada los valores, derechos, seguros y rentas a que se refiere este artículo.
  • Cuando los valores, según proceda en cada caso, no superen, conjuntamente, el importe de 50.000 euros. En caso de superarse dicho límite conjunto deberá informarse sobre todos los títulos, activos, valores, derechos, seguros o rentas.

 3. Información sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

 La declaración deberá contener la siguiente información:

  • Identificación del inmueble con especificación, sucinta, de su tipología, según se determine en la correspondiente orden ministerial.
  • Situación del inmueble: país o territorio en que se encuentre situado, localidad, calle y número.
  • Fecha de adquisición.
  • Valor de adquisición.

 En caso de titularidad de contratos de multipropiedad, aprovechamiento por turnos, propiedad a tiempo parcial o fórmulas similares, sobre bienes inmuebles situados en el extranjero, y en los de titularidad de derechos reales de uso o disfrute y nuda propiedad sobre bienes inmuebles situados en el extranjero, además de la información anterior, deberá indicarse la fecha de adquisición de dichos derechos y su valor a 31 de diciembre según las reglas de valoración de la Ley 19/1991 del Impuesto sobre el Patrimonio.

 La obligación de información prevista anteriormente no resultará de aplicación respecto de los siguientes inmuebles o derechos sobre bienes inmuebles, situados en el extranjero:

  • Aquéllos de los que sean titulares las entidades totalmente exentas del IS.
  • Aquéllos de los que sean titulares personas jurídicas y demás entidades residentes en territorio español, así como establecimientos permanentes en España de no residentes, registrados en su contabilidad de forma individualizada y suficientemente identificados.
  • Aquéllos de los que sean titulares las personas físicas residentes en el territorio español que desarrollen una actividad económica y lleven su contabilidad de acuerdo con lo dispuesto en el Código de Comercio, registrados en dicha documentación contable de forma individualizada y suficientemente identificados.

No existirá obligación de informar sobre ningún inmueble o derecho sobre bien inmueble cuando los valores no superasen, conjuntamente, los 50.000 euros. En caso de superarse dicho límite conjunto deberá informarse sobre todos los inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles.

 El plazo de la declaración informativa será entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a suministrar.

La presentación de la declaración en los años sucesivos sólo será obligatoria cuando el valor conjunto establecido se hubiese incrementado en más de 20.000 euros respecto del que determinó la presentación de la última declaración.

Por ultimo, es necesario resaltar el régimen sancionador por incumplimiento de la obligación de declarar la información correspondiente, se prevé un régimen sancionador que establece una sanción de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos, referido a cada cuenta o elemento patrimonial, con un mínimo de 10.000 euros cuando la información se haya omitido, aportado de forma incompleta o inexacta. Esta sanción se reduce a 100 euros por dato o conjunto de datos con un mínimo de 1500 euros, en el caso de presentación de la declaración fuera de plazo sin requerimiento previo.

Mediante orden ministerial se aprobará el correspondiente modelo de declaración.

 Las valoraciones a que se refieren los distintos apartados de este artículo deberán suministrarse conforme a las reglas establecidas en la Ley 19/1991, de 6 de junio, del impuesto sobre el Patrimonio.

Real Decreto 1558/2012, de 15 de Noviembre

http://www.boe.es/boe/dias/2012/11/24/pdfs/BOE-A-2012-14452.pdf

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *