Libertad para aplicar bases imponibles negativas

El Tribunal Supremo en  su sentencia   de 30 de noviembre de 2021, recurso n.º 4464/2020, concluye que la compensación de bases imponibles negativas no es una opción, si no un derecho.

 Por ello no se le pueden imponer limitaciones a su rectificación conforme al artículo 119.3 de la Ley General Tributaria.

Según este artículo:

“Las opciones que según la normativa tributaria se deban ejercitar, solicitar o renunciar con la presentación de una declaración no podrán rectificarse con posterioridad a ese momento, salvo que la rectificación se presente en el período reglamentario de declaración.”

En suma, según Cesar García Novoa, catedrático de derecho financiero y tributario, estamos ante una sentencia del Alto Tribunal de extraordinaria claridad, que además responde escrupulosamente a la función de la actual casación, al sentar una doctrina diáfana, que no concede margen de duda, cuando afirma que no se puede hablar una opción tributaria ni aplicar los límites del 119,3 de la Ley General Tributaria cuando el contribuyente ejerza un derecho autónomo contemplado en la norma jurídica tributaria sin alternativas diferentes y excluyentes.

De acuerdo con ello, en una BIN de 100 generada en un período impositivo habría un derecho a compensar y, por tanto, una facultad del titular de la BIN de compensar 100, o compensar otra cuantía o no compensar nada y de hacerlo en el período de generación o en los períodos siguientes. Pero estas posibilidades son distintas formas de ejercer el derecho, no alternativas excluyentes, que es lo que debe haber para que se pueda hablar de opción.

Y es que la compensación de las BINs permite hacer efectivo el principio de renta neta y excluye el gravamen de una renta que por ser íntegra o bruta no mide adecuadamente la capacidad económica.

Según el catedrático señor Don Cesar García Novoa: De lo que se trataba era de tener en cuenta que en las opciones fiscales la ley ofrece dos modos de tributar, alternativos y excluyentes, ambos válidos desde la perspectiva constitucional(…) Lo que no puede reconducirse al régimen de opciones es el ejercicio de una facultad cuya privación puede atentar contra  principios esenciales. Sería el caso de un gasto cuya inaplicación supusiera gravar rentas ficticias y desconocer el principio de capacidad económica. O de la deducción del IVA que afectaría a la neutralidad del impuesto. En estos supuestos cabe establecer condiciones legales de tipo sustantivo o formal, pero no someter el disfrute de estas medidas a un régimen de opción que presuponga que su no aplicación en plazo voluntario de declaración comporte una forma de contribuir que viole principios fundamentales.

ARTÍCULOS

ARTICULO / PERSONAS FÍSICAS

Podemos darte una respuesta simple Llámanos estaremos encantados de ayudarte


+34 932 159 818