Ley de la Generalitat de Catalunya de contención de rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda

La tasa de sobrecarga de los inquilinos que tienen alquileres a precio de mercado supera el cuarenta por ciento en Barcelona y el área metropolitana.

Dice el preámbulo de la Ley que la escalada de precios en Cataluña en el arrendamiento de viviendas ha sido de un 30 por ciento en los últimos 5 años. Han sido factores coadyuvantes el turismo urbano y la entrada del capital internacional.

La Ley sujeta a un régimen de contención de rentas a los contratos de arrendamiento de viviendas destinadas a residencia permanente que se celebren con posterioridad a su entrada en vigor  y que se encuentren en áreas declaradas de mercado tenso de vivienda.

El efecto que persigue la Ley de contención de rentas se instrumenta mediante la aplicación del índice de referencia de viviendas que determina y hace público el departamento competente en materia de vivienda. Este índice informa de la media del precio por metro cuadrado del arrendamiento de viviendas con una ubicación y con una superficie determinadas y de los márgenes de precio superior e inferior  resultantes de la ponderación de varias características de la vivienda: año de construcción, estado de conservación, eficiencia energética, ascensor, mobiliario o anexos.

La Ley regula un régimen excepcional de contención de rentas de alquiler aplicable en zonas de mercado de vivienda tenso.

También se aplicará a las novaciones  de contratos posteriores a la declaración de Areas de Mercado tenso que supongan una ampliación de la duración o una modificación de la renta. La competencia para declarar áreas de mercado tenso corresponde a la Generalitat de Catalunya y al Ayuntamiento.

La Ley incluye como anexo una lista de municipios a los que se aplica temporalmente sus disposiciones, entre los que se incluyen, entre otros, los del área metropolitana de Barcelona.

La aplicación de la Ley implica que la renta pactada al inicio del contrato no podrá superar el precio de referencia para el alquiler de una vivienda de características análogas en el mismo entorno urbano, que elabora y publica el departamento competente en materia dev vivienda. Las partes podrán pactar una renta inferior o superior al 5% del precio de referencia si la vivienda tiene al menos 3 de las características o servicios enumerados en la Ley, entre los que se incluyen, estar amueblada o disponer de ascensor , aparcamiento , piscina comunitaria, servicio de conserjería, etc.

Si la vivienda hubiera estado arrendada durante los 5 años anteriores a la entrada en vigor de la Ley, la renta del nuevo contrato tampoco podrá superar el   importe pactado en el último contrato de arrendamiento incrementado con el índice de garantía de competitividad aplicable entre la fecha de celebración del contrato  y la fecha de suscripción del nuevo.

Si los ingresos de la unidad de convivencia del arrendador persona física son iguales o inferiores a 2,5 veces el indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña (aproximadamente 19.919 euros anuales), sólo se aplicará el límite del importe pactado en el último contrato, salvo que los ingresos del arrendatarios sean iguales o superiores a 3,5 veces el citado índice. (aproximadamente 27.887 euros anuales).

Las partes podrán pactar que durante la vigencia del contrato el arrendatario asuma los gastos generales y servicios individuales de la vivienda y se actualice la renta conforme a la normativa aplicable.

El arrendatario podrá solicitar al arrendador la restitución de las cantidades abonadas en exceso de las cantidades fijadas en la Ley con devengo del interés legal incrementado en 3 puntos. Asimismo el arrendador que incumpla las disposiciones en materia de contención de rentas podrá ser sancionado con multas por importe entre 3000 y 9000 euros.

En el caso de viviendas de nueva edificación o resultantes de procesos de gran rehabilitación, las disposiciones de la Ley se aplicarán a los contratos que se celebren transcurridos 3 años desde sus entrada en vigor y durante los 5 años posteriores a la obtención del certificado final de obra, la renta pactada no podrá superar el margen superior del índice de referencia.

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *