Las nuevas deducciones de renta para las familias numerosas o con discapacitados a cargo

La Ley 26/2014, de 27 de diciembre del IRPF, introduce en su artículo 81 bis dos impuestos negativos (deducciones en cuota) para aquellos contribuyentes con descendientes o ascendientes con discapacidad o que formen parte de una familia numerosa. 

Los beneficiarios de estas nuevas deducciones, según la nueva reforma fiscal para el apoyo a la familia, tendrán derecho a una deducción en cuota de hasta 1.200 euros anuales por ascendiente o descendiente con discapacidad o por formar parte de familia numerosa, y hasta 2.400 euros en el caso de familias numerosas de categoría especial. 

Estas nuevas deducciones son susceptibles de ser abonadas en forma anticipada, mes a mes, previa solicitud a la agencia tributaria. Posteriormente estas serán incluidas en la declaración anual del IRPF, donde se regularizarán las cantidades percibidas como abono anticipado. 

Los requisitos para la aplicación de dichas deducciones son los siguientes:

  • Tener derecho a la aplicación del mínimo por descendiente o ascendiente con discapacidad, o ser ascendiente o hermano huérfano de padre y de madre formando parte de una familia numerosa, debiéndose acreditar con el título de familia numerosa y/o certificado de discapacidad. 
  • Deberá realizar una actividad por la que se cotice a la Seguridad Social o mutualidad alternativa. 
  • Deberá tener el número de identificación fiscal (NIF) de todos los solicitantes, así como de los descendientes y ascendientes con discapacidad. Para menores de 14 años que no cuenten con NIF se podrá solicitar con la letra “K” de menores en las oficinas de la Agencia Tributaria. 

El límite para cada una de las deducciones serán las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y/o mutualidades devengadas en cada periodo impositivo. Si se tuviera derecho a la deducción por contar con varios ascendientes y/o descendientes con discapacidad, el límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos. 

Cuando existan varios beneficiarios de una misma deducción, el abono podrá ser solicitado de manera colectiva o individual, pudiéndose modificar dicha elección en enero de cada año.

En caso de la solicitud colectiva, deberán suscribir la solicitud todos los solicitantes que pudieran tener derecho a ella. Quien figure como primer solicitante deberá cumplir los requisitos para el abono en el momento en que se presente la solicitud y será quien reciba la transferencia bancaria mensual. Si los beneficiarios optan por la individual, el importe de la deducción se dividirá entre los distintos solicitantes por partes iguales.

Compartir:

Share on linkedin
LinkedIn

Más entradas: