Irpf 2011: Guía para su declaración
Mejor, tome asiento y lea con atención.

Mejor, tome asiento y lea con atención.

Para tener una idea rápida de su declaración de renta concentre su atención en aquellas partidas con más posibilidades de aumentar su cuota: rendimientos del trabajo con una retención muy baja, por ejemplo, en el caso de un contrato temporal, por haber recibido una indemnización no exenta o haber generado ganancias patrimoniales sin retención.

Despreocúpese de aquellos rendimientos cuya retención es igual al tipo impositivo: los rendimientos del ahorro que son objeto de retención.

Si ha obtenido una ganancia patrimonial por la venta de un inmueble, si se trata de la vivienda habitual, averigue su puede aplicar la exención por reinversión, o no tratándose de la vivienda habitual, si cabe aplicar los coeficientes reductores por antiguedad.

En estos casos, para calcular la ganancia obtenida, sume al precio de adquisición, los gastos que le ocasionó la misma: impuesto sobre transmisiones patrimoniales, gastos jurídicos… y reduzca del precio de venta, los gastos de ésta, como el arbitrio de plusvalía.

En fin, si puede evaluar anticipadamente la cantidad que deberá ingresar, vea si le es de interés reducir anticipadamente su hipoteca o invertir en su plan de pensiones (en ambos casos hasta los límites legales admitidos)

Para ayudarle en su evaluación hemos preparado una guía para la declaración del irpf del 2010. Si le preocupa su declaración, le ayudará a determinar su cuota a pagar. Y si tiene dudas, ¡Consulte! Está a tiempo.

 

IRPF AÑO 2011

ALGUNOS CONCEPTOS BASICOS

¿Qué es el IRPF? (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)

Es un impuesto que grava la renta disponible de los ciudadanos atendiendo a su cuantía y a sus circunstancias personales y familiares.

 ¿Quién no está obligado a hacer la declaración de renta?

Aquellas personas que obtengan rendimientos, no exentos, que procedan exclusivamente de:

1-Rendimientos del trabajo con el límite de 22000 euros anuales o de 11200 si proceden de más de un pagador.

El límite para declarar será de 22.000 euros, si los rendimientos proceden de varios pagadores, siempre que la suma de la segunda y posteriores cantidades por orden de cuantía supere en conjunto los 1500 euros.

También, el límite será de 22.000 euros, aún habiendo varios pagadores, en el caso de prestaciones pasivas.

El límite será de 11200 euros si se reciben pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.

El límite será también de 11200 euros cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.

Y finalmente cuando se perciban rendimientos del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

2-Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sujetas a retención con el límite de 1600 euros anuales.

3-Rendimientos inmobiliarios imputados si proceden únicamente de un inmueble –no se tiene en cuenta la vivienda habitual- o rendimientos del capital mobiliario derivados de letras del tesoro y subvenciones por adquisición de la vivienda de protección oficial o precio tasado (con el límite de 1000 euros brutos anuales)

 

Declaración conjunta o declaración individual

 El IRPF es un impuesto personal. Cada persona tributa individualmente. Pero existe la posibilidad de que tribute la unidad familiar.

 ¿Qué se entiende por unidad familiar?

La unidad familiar es el conjunto de individuos, unidos por vínculos de parentesco que agrupan sus rentas para tributar conjuntamente. Si algún miembro de la unidad familiar decide tributar individualmente, todo sus componentes deberán hacerlo de la misma manera..

 Hay varios grupos familiares que constituyen unidad familiar:

  • Los cónyuges no separados legalmente y los hijos menores de 18 años y los mayores si están incapacitados judicialmente.
  • La conocida como familia monoparental que es la formada por los cónyuges separados legalmente o divorciados, las personas en estado de viudedad, o si no existiera vínculo matrimonial, el padre o la madre y los hijos menores de 18 años o los mayores de 18 años, aunque incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad.

 En caso de parejas de hecho, únicamente uno de los progenitores podrá formar unidad familiar con todos los hijos.

 ¿Cómo afecta el grado de disminución a la declaración de renta?

Las personas con disminución y/o las familias tienen unas deducciones mayores y por tanto una fiscalidad más favorable.

Estas deducciones son variables, en función del grado de disminución (reconocido por la administración competente) y sus ingresos anuales.

Podemos resumir:

Grado de disminución igual o superior al 33% e inferior al 65%.

Grado de disminución superior al 65%.

Importante: las personas con un grado de disminución menor del 65 % si están incapacitadas judicialmente tendrán los mismos beneficios que las personas con un grado de disminución igual o superior al 65%.

 RENTA

Es la totalidad de los rendimientos, de las ganancias y pérdidas patrimoniales e imputaciones de renta.

Son los siguientes:

Rendimientos del trabajo

Podrá reducir como gasto la seguridad social, la mutualidad laboral de autónomos en el caso de trabajadores por cuenta propia, las cuotas colegiales, las cuotas sindicales…

Hay que distinguir entre rendimientos brutos y rendimientos netos. La distinción es importante para determinar si un contribuyente, una persona con discapacidad por ejemplo, o un descendiente menor de 25 años, alcanza la renta de 8.000 euros que permita a sus padres incluirlo en su declaración con las deducciones que le correspondan. Y deben rebasar los 8.000 euros, los rendimientos netos, no los rendimientos brutos.

 Rendimientos del capital inmobiliario.

Podrá reducir los gastos necesarios para su obtención. En el caso de intereses y gastos de conservación hasta el límite de los ingresos y la diferencia, en los cuatro años siguientes

 Rendimientos del capital mobiliario.

 Rendimientos de actividades económicas.

En general podrá reducir los gastos necesarios para su obtención. Este capítulo se refiere a los profesionales y empresarios que actúan a título individual o forman parte de una sociedad civil o de una comunidad de bienes.

 Ganancias o pérdidas patrimoniales. Por la enajenación de inmuebles, acciones…

 Imputación de rentas inmobiliarias.

Del 2 % sobre el valor catastral o del 1,1% cuando han sido revisados de acuerdo con la normativa catastral a partir de 1de Enero de 1.994.

 Ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de una transmisión previa

Su su importe es negativo el 25 % puede reducirse de los rendimientos anteriores o en 4 años.

 BASE IMPONIBLE

Es la suma de todos los rendimientos netos, de las ganancias y pérdidas patrimoniales y de las imputaciones de renta.

Esta base imponible se divide en dos partes: la parte general y la parte especial. Cada una de ellas tributará de una forma diferente.

 BASE IMPONIBLE GENERAL

Es la formada por los rendimientos del trabajo, por los rendimientos del capital inmobiliario, por los rendimientos de actividades económicas, por la imputación de rentas inmobiliarias y por las ganancias y pérdidas patrimoniales que no tienen la consideración de base imponible del ahorro.

Esta base tributa en una escala progresiva cuyo límite máximo es el 49 %.

 BASE IMPONIBLE ESPECIAL

 Constituyen la base imponible especial los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de la transmisión de elementos patrimoniales.

Esta base tributa a un tipo con dos escalas, como ya veremos, cuyo tipo máximo es el 21%.

 BASE LIQUIDABLE GENERAL

 De la base imponible general podrán deducirse las cantidades pagadas dentro de los límites legales en los siguientes conceptos:

 Reducción por tributación conjunta.

Aportaciones a planes de pensiones.

Mutualidades de previsión social

Planes de previsión asegurados.

Planes de previsión social empresarial.

Seguros de dependencia severa o gran dependencia.

Previsión social de personas con discapacidad.

Patrimonios protegidos de personas con discapacidad.

Mutualidad de deportistas profesionales y de alto nivel.

Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos.

Cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos.

Ganancias patrimoniales no justificadas.

Si la base liquidable general es negativa, podrá deducirse en los 4 años siguientes.

 BASE LIQUIDABLE ESPECIAL

Está constituida por la suma de los rendimientos del capital mobiliario y si es negativa puede deducirse en los 4 años siguientes.

Está también constituida por la suma de ganancias y pérdidas patrimoniales que deriven de una transmisión previa y si es negativa puede deducirse en los 4 años siguientes.

Puede deducirse aquí el remanente si lo hubiera de la reducción por tributación conjunta.

También los remanentes por reducciones de pensiones compensatorias y anualidades por alimentos.

Y también los remanentes de cuotas y aportaciones a partidos políticos.

 TIPOS IMPOSITIVOS

Sobre la Base liquidable general se aplican los siguientes tipos impositivos:

 

Base liquidable hasta

 

Cuota íntegra

 

Resto base

 

Tipo marginal

 

0

 

0

 

17.707,20

 

24%

 

17.707,20

 

4.249,73

 

15.300,00

 

28%

 

33.007,20

 

8.533,73

 

20.400,00

 

37%

 

53.407,20

 

16.081,73

 

66.593,00

 

43%

 

120.000,00

 

44.716,72

 

55.000,00

 

46%

 

175.000,00

 

70.016,72

 

66.593,00

 

49%

 

 

 

Sobre la base liquidable especial se aplica hasta 6.000 euros el 19 % y en adelante el 21%.

 

CUOTA INTEGRA

Es el resultado de aplicar a la base imponible general y especial los tipos impositivos que le corresponden.

Establecida la cuota por aplicación de los tipos correspondientes a la base imponible general y especial, debemos calcular la cantidad que corresponde por el concepto mínimo personal y familiar, a cuyo importe total aplicaremos el tipo que le corresponde en la base imponible general y lo deduciremos de la cuota íntegra.

 CUOTA LIQUIDA

Es el resultado de reducir en la cuota íntegra las deducciones que determina la ley del impuesto.

 REDUCCIONES EN LA BASE IMPONIBLE GENERAL

1) Reducción por tributación conjunta

Reducción de 3.400 euros para la unidad familiar formada por los cónyuges y los hijos.

Reducción de 2.150 euros para la unidad familiar monoparental: padre o madre y todos los hijos en uno de los dos. No puede aplicarse si el contribuyente convive con el padre o la madre del hijo o de los hijos.

 

2) Aportaciones a planes de pensiones, mutualidades de previsión social o a planes de pensiones asegurados, aportaciones realizadas por los trabajadores a los planes de previsión social y primas satisfechas a los seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o gran dependencia,

Esta reducción tiene como límite la menor de las siguientes cantidades:

  • 30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas, o del 50 % para mayores de 50 años.
  • 10.000 euros cuando el partícipe tenga una edad inferior a 50 años o hasta 12.500 si supera esta edad.

Importante: En este límite no se computan las aportaciones empresariales a favor del contribuyente: promotores de planes de pensiones o aportadores a mútuas de previsión social como un instrumento de previsión social y que son imputadas al contribuyente y que tienen un límite aparte.

El exceso de aportaciones que no se pueda aplicar a la reducción de la base imponible (no en el caso de que se aporte más de lo que es posible reducir) se podrá aplicar en los 5 ejercicios siguientes (Se ha de solicitar en la declaración del ejercicio en que es insuficiente la base imponible)

 

3) Aportaciones a favor del cónyuge del contribuyente

Para aquellos contribuyentes que no trabajan fuera del hogar familiar o perciben rentas de escasa cuantía, la ley les permite reducir en la base imponible las aportaciones realizadas en su favor y se las aplique el contribuyente que obtiene los rendimientos con el límite de 2.000 euros.

 

4) Aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social a favor de personas con discapacidad

Aportaciones a planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o gran dependencia a favor de personas con un grado de minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%, psíquica igual o superior al 33%, así como a favor de personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado.

El límite de la aportación es de 10.000 euros para las aportaciones realizadas por cada partícipe a favor de las personas con discapacidad y el límite incluyendo las aportaciones de la propia persona discapacitada es de 24.250 euros.

El Real Decreto 304/2004 de 20 de Febrero que aprueba el nuevo Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones , introduce la posibilidad de hacer aportaciones a planes de pensiones en las mismas condiciones expresadas antes, cuando el beneficiario sea una persona con discapacidad psíquica igual o superior al 33 %.

La percepción de las prestaciones correspondientes a este tipo de sistemas de previsión social a favor de personas con discapacidad disfruta de exención cuando es en forma de renta.

Existe la posibilidad de trasladar a los 5 ejercicios siguientes los excesos no reducidos en la base imponible por insuficiencia de cuota.

Las aportaciones las puede realizar tanto la propia persona con discapacidad como sus padres, abuelos, bisabuelos, hijos, nietos, biznietos, hermanos, tíos, sobrinos y también su cónyuge o las personas que lo tengan a su cargo en régimen de tutela o acogida.

Las aportaciones a favor de personas con discapacidad se podrán reducir de la base imponible , con unos límites concretos, sin que afecte a las reducciones que les pueda corresponder por su aportación a su propio sistema de previsión.

 Las aportaciones realizadas podrán destinarse a la cobertura de las siguientes contingencias:

  • Jubilación de la persona con discapacidad.
  • Incapacidad y dependencia del discapacitado o del cónyuge del discapacitado o de uno de los parientes de quien dependa (hasta el tercer grado) o de quienes lo tengan a su cargo en régimen de tutela o acogida.
  • Fallecimiento del cónyuge de la persona con discapacidad o uno de los parientes de quien dependa.
  • Fallecimiento del discapacitado.
  • Jubilación del cónyuge o de uno de los parientes de quienes dependa (hasta el tercer grado) o quien le tenga a su cargo en razón de tutela o acogida.

 5) Patrimonios protegidos de personas con discapacidad.

Se podrán reducir de la base imponible las aportaciones realizadas al patrimonio protegido de personas con discapacidad igual o superior al 65 % o igual o superior al 33% tratándose de incapacidad psíquica, por sus padres, abuelos, bisabuelos, hijos, nietos, biznietos, hermanos, tío, sobrino y también su cónyuge o las personas que lo tengan a su cargo en régimen de tutela o acogida.

El límite anual de las aportaciones es de 24.250 euros y de 10.000 euros para cada aportante al patrimonio protegido.

Si lo aportado supera este límite, se distribuye proporcionalmente entre los familiares, tutores o quienes le hayan acogido.

El exceso puede aplicarse en los cuatro periodos siguientes.

Están exentos del irpf las ganancias patrimoniales obtenidas por los aportantes y dichas aportaciones constituyen rendimientos del trabajo para el discapacitado titular del patrimonio protegido en la medida en que la suma de estas aportaciones más las prestaciones en forma de renta de sistemas de previsión social supere el doble del salario mínimo interprofesional.

 6) Mutualidad de deportistas profesionales y de alto nivel.

7) Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos.

No pueden deducirse las anualidades por alimentos fijadas a favor de los hijos del contribuyente que estén exentas por el artículo 7.k de la ley del irpf.

Para ser deducibles ambas deben ser satisfechas por decisión judicial.

La parte no absorbida por la base imponible general, puede deducirse de la base imponible del ahorro. Ambas bases no pueden resultar negativas y la parte no compensada no puede trasladarse a ejercicios futuros.

 8) Cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos.

 9) Compensación de bases liquidables

Si la base liquidable general resulta negativa su importe deberá ser compensado con las bases liquidables positivas que se obtengan en los cuatro años siguientes.

 FIJACION DE LA CUOTA INTEGRA

Como hemos anotado anteriormente, establecida la cuota por aplicación de los tipos correspondientes a la base imponible general y especial, debemos calcular el mínimo que corresponde por el concepto mínimo personal y familiar, a cuyo importe total aplicaremos el tipo que le corresponde en la base imponible general y lo deduciremos de la cuota íntegra.

 El mínimo personal y familiar será el resultado de sumar el mínimo personal del contribuyente y los mínimos por descendientes, ascendientes y discapacidad, estableciendo pues cuatro categorías distintas. La parte no aplicada no puede trasladarse a ejercicios futuros.

 

 

MINIMO PERSONAL EUROS 
GENERAL 

5.151

 

MAYOR DE 65 AÑOS 

6.069

 

ENTRE 65 Y 75 AÑOS 

7.191

 

  

 

 

MINIMO POR DESCENDIENTES  
PRIMER HIJO 

1.836

 

SEGUNDO HIJO 

2.040

 

TERCER HIJO 

3.672

 

CUARTO Y SIGUIENTES 

4.182

 

MENOR DE 3 AÑOS 

2.244

 

  
MINIMO POR ASCENDIENTES  
MAYOR DE 65 AÑOS 

918

 

ENTRE 65 Y 75 AÑOS 

2.040

 

  
MINIMO POR DISCAPACIDAD  
DEL CONTRIBUYENTE  
GENERAL 

2.316

 

MAYOR DE 65 AÑOS 

7.038

 

NECESITA ASISTENCIA 

2.316

 

  
MINIMO POR DISCAPACIDAD  
DE ASCEND.O DESCENDIEN.  
DISCAPACIDAD 

2.316

 

MAYOR DE 65 AÑOS 

7.038

 

NECESITA ASISTENCIA 

2.316

 

Algunas puntualizaciones sobre el mínimo personal y familiar…

-Un contribuyente no puede aplicar el mínimo por descendientes o ascendientes ni por su discapacidad cuando los ascendientes, descendientes o discapacitados, presenten declaraciones de renta por separado con rentas superiores 1.800 euros.

 -Para aplicar el mínimo por ascendientes es preciso que estos convivan con el contribuyente al menos la mitad del año.

Deben tener más de 65 años a 31 de Diciembre o estar discapacitados.

No deben tener rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros anuales.

 -El mínimo personal en la tributación conjunta

también es de 5151 euros. Cuando en alguno de los miembros de la unidad familiar concurren las circunstancias de edad requeridas, este importe se incrementa según hemos visto en el esquema.

 -El mínimo por descendientes

se aplica a los descendientes que cumplan las siguientes condiciones:

  • Que conviva con el contribuyente. (Se considera que convive si está internado en un centro especializado).
  • Que sean menores de 25 años o estén discapacitados.
  • Que no perciban rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8000 euros.

 Tratándose de acogida o adopción no se tiene en cuenta la edad (menores de 3 años) sino que se considera la fecha de su inscripción en el registro civil y los dos siguientes periodos anuales.

 Especialidad de las anualidades por alimentos

Cuando no reducen la base imponible, se aplica la escala general del impuesto separadamente al importe de las anualidades por alimentos y al resto de la base imponible general, cuando el importe de las anualidades por alimentos es inferior a la base imponible general.

 

DEDUCCIONES

 Una vez establecida la cuota íntegra cabe practicar en la misma las siguientes deducciones:

 1.- Deducción por inversión en vivienda habitual o rehabilitación.

 Los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 24.107,20 euros podrán deducirse el 13,5 %.

Será del 16,5 % en virtud de la deducción catalana cuando el contribuyente tenga treinta y dos años o menos y su base imponible sea inferior a 30.000 euros, menos el mínimo personal y familiar, haya estado 183 días en paro durante el ejercicio, tenga un grado de discapacidad igual o superior al 65 % o forme parte de una unidad familiar que incluya al menos un hijo en la fecha de devengo del impuesto.

La base máxima de la deducción es de 9015 euros anuales.

2.-Obras de mejora en la vivienda habitual: aplicable desde el 14/04/2010 hasta el 06/05/2011. Los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 53.007,20 euros, podrán deducirse el 10 % de las cantidades satisfechas durante este período en la vivienda habitual, siempre que tengan por objeto la mejora de la eficiencia energética, la higiene, salud y protección de medio ambiente, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad, y en particular la sustitución de instalaciones de agua, gas, electricidad u otros suministros, o favorezcan la accesibilidad a los edificios o a las viviendas en los términos previstos en el Real Decreto 2006/2008 de 12 de Diciembre, así como las obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación realizadas que permitan el acceso a internet y a servicios de televisión digital.

La base máxima de esta dedución será de 4000 euros cuando la base imponible sea igual o inferior a 33.007,20 euros. Cuando esté comprendida entre esta cantidad y 53.007,20 euros, la base máxima será de 4.000 euros menos el resultado de multiplicar por 0,2 la diferencia entre la base imponible y 33.007,20 euros.

 3.- Obras de mejora en la vivienda habitual: aplicable a partir de 07 de Mayo de 2.011

Los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 71.007,20 euros, podrán deducirse el 20 % de las cantidades satisfechas durante este período: 07 de mayo de 2.011 a 31 de Diciembre de 2.011 en cualquier vivienda de su propiedad o en el edificio en que ésta se encuentre, siempre que tengan por objeto la mejora de la eficiencia energética, la higiene, salud y protección de medio ambiente, la utilización de energías renovables, la seguridad y la estanqueidad, y en particular la sustitución de instalaciones de agua, gas, electricidad u otros suministros, o favorezcan la accesibilidad a los edificios o a las viviendas en los términos previstos en el Real Decreto 2006/2008 de 12 de Diciembre, así como las obras de instalación de infraestructuras de telecomunicación realizadas que permitan el acceso a internet y a servicios de televisión digital. La base máxima de esta dedución será de 6750 euros cuando la base imponible sea igual o inferior a 53.007,20 euros. Cuando esté comprendida entre esta cantidad y 71.007,20 euros, la base máxima será de 6750 euros menos el resultado de multiplicar por 0,375 la diferencia entre la base imponible y 53.007,20 euros.

 4.- Deducción por obras e instalaciones de adecuación en la vivienda habitual efectuadas por razón de discapacidad, incluidos los elementos comunes del edificio y los que sirvan de paso necesario entre la finca y la finca por razón de la discapacidad del contribuyente o de su cónyuge o un pariente que conviva con él: sus padres, abuelos, bisabuelos, hijos, nietos, biznietos, hermanos, tío, sobrino contribuyente o de su cónyuge. Podrán aplicarla los contribuyentes con ingresos inferiores a 24.107,20 euros. La base máxima de la deducción para cuando la base imponible sea inferior a 17.707,20 euros, será de 12.080 euros anuales. Cuando la base se encuentre entre 17.707,20 euros y 24.107,20 euros, la base de la deducción será de 12.080 euros menos el resultado de multiplicar por 1,8875 euros la diferencia entre 17.707,20 euros y la base imponible. La deducción será del 10% según la legislación estatal. Según la regulación catalana es de un 12 %.

 

5.- Deducciones en actividades económicas

 Los contribuyentes por irpf que realicen actividades económicas podrán beneficiarse de los incentivos y estímulos a la inversión empresarial que se establezcan en la normativa del impuesto sobre sociedades.

 

6.-Deducción por donativos

 Principalmente a entidades beneficiarias del mecenazgo con un porcentaje de deducción del 25%.. La base de la deducción no podrá exceder del 10 % de la base liquidable del contribuyente

 7.- Deducción por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla.

 8.- Deducción por alquiler de la vivienda habitual.

Los contribuyentes podrán deducir el 10,05 por 100 de las cantidades satisfechas durante el periodo impositivo del alquiler de su vivienda habitual siempre que su base imponible sea inferior a 24.020 euros anuales.

Cuando la base imponible sea inferior a 12.000 euros anuales, la base de la deducción será de 9.015 euros.

Cuando la base esté comprendida entre 12.000 y 24.020 euros anuales, la base se calculará aplicando la siguiente fórmula:

9.015 – 0,75(base imponible-12.000)

 OTRAS DEDUCCIONES

 Sobre la cuota íntegra, pueden aplicarse las siguientes deducciones :

 

  • Deducción por doble imposición internacional.
  • Retenciones, ingresos a cuenta y los pagos fraccionados.
  • Deducciones por doble imposición internacional en los supuestos de aplicación del régimen de transparencia fiscal internacional.
  • La deducción por doble imposición en los supuestos de imputación de rentas derivadas de la cesión de derechos de imagen.
  • Las retenciones e ingresos a cuenta del IRNR.
  • Las retenciones a cuenta efectivamente practicadas en virtud de los dispuesto en el artículo 11 de la Directiva 2003/48/CE del Consejo de 3 de Junio de 2003.

 Otras deducciones que se aplican sobre la cuota líquida total del irpf las siguientes:

 1)Deducción por maternidad

Las mujeres con hijos menores de 3 años que realicen una actividad por cuenta propia o ajena y que estén dadas de alta en la seguridad social o mutualidad, podrán minorar la cuota del impuesto en 1.200 euros anuales.

Se puede solicitar el abono anticipado de esta deducción. De esta forma no se minorará la cuota diferencial del irpf.

 (Desaparece la deducción por nacimiento de un hijo)

 Para simplificar la exposición al referirnos a la determinación de la cuota, no hemos distinguido entre parte estatal y autonómica y tampoco al referirnos a las deducciones por adquisición y alquiler de la vivienda habitual.

 

DEDUCCIONES AUTONÓMICAS

Por nacimiento o adopción de hijo.

 En la declaración conjunta, 300 euros, en la declaración individual 150 euros por cada progenitor.

Por alquiler de la vivienda habitual.

El 10 % de las cantidades satisfechas con un máximo de 300 euros anuales para aquellos contribuyentes que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:
tener 32 años o menos, haber estado en el paro 183 días o más durante el ejercicio, tener un grado de discapacidad igual o superior al 65 %, ser viudo o viuda y tener 65 años o más.

Su base imponible, descontado el mínimo personal y familiar, no debe superar los 20.000 euros anuales en tributación individual y 30.000 euros en tributación conjunta.

Las cantidades satisfechas en concepto de alquiler deben superar el 10 % de los rendimientos netos del sujeto pasivo.

Deducción por rehabilitación de la vivienda habitual.

El 1,5 % de las cantidades destinadas a esta finalidad.

 Deducción para los contribuyentes que queden viudos.

Los contribuyentes que queden viudos durante el ejercicio pueden aplicar una deducción de 150 euros o de 300 euros si tiene descendientes.

 Por la adquisición de acciones o participaciones sociales como consecuencia de acuerdos de constitución de sociedades o de ampliaciones de capital en las sociedades mercantiles.

El 20 % de las cantidades invertidas con un límite máximo de deducción de 4.000 euros.

 

 

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *