Inspección técnica de edificios: obligatoria en función de la antigüedad de los edificios destinados a viviendas
El estado de conservación de los edificios, a inspección.

El estado de conservación de los edificios, a inspección.

A partir del año 2012 será obligatorio obtener un certificado de aptitud de los edificios destinados a viviendas en función de su antigüedad. 

Los edificios serán sometidos a la inspección de un arquitecto o de un ingeniero, quienes emitirán un informe sobre el estado del edificio,  señalando las deficiencias que hubieran detectado y su carácter, grave o leve, así como las reparaciones que estimen que deben realizarse.

Para vender una vivienda será preciso exhibir el certificado de aptitud, en caso de que el edificio esté obligado a pasar la inspección técnica, a no ser que el comprador exonere de esta obligación al vendedor.

Deberá obtenerse dicho certificado  cada 10 años.

Los edificios de viviendas que a la entrada en vigor de este Decreto hayan sido sometidos al test del edificio y cuyos propietarios hayan llevado a cabo las obras requeridas por la Administración para la enmienda de deficiencias,  pueden obtener el certificado de aptitud del edificio con la calificación de apto. En este caso, la vigencia del certificado de aptitud del edificio es de diez años desde la fecha de evaluación positiva del test del edificio.

   Este sistema, pues, de carácter obligatorio, a partir de las fechas que señalamos al final, viene a  establecer el carácter obligatorio de las inspecciones en función de la antigüedad de los edificios.

Las fechas señaladas para la obligatoriedad de la inspección técnica del edificio con el objeto de obtener el certificado de aptitud, son las siguientes:

Edificicios anteriores a 1930    Hasta el 31 de Diciembre de 2012

Entre 1931 y 1950                         Hasta el 31 de Diciembre de 2013

Entre 1951 y 1960                         Hasta el 31 de Diciembre de 2014

Entre 1961 y 1970                        Hasta el 31 de Diciembre de 2015

A partir de 1971                            Hasta el 31 de Diciembre del año en que el el

                                                              edificio alcance los 45 años de antigüedad.

La falta del certificado de aptitud del edificio en los supuestos en que sea exigible puede dar lugar a la imposición de multas coercitivas y sanciones a las personas responsables.

Las obligaciones que este Decreto establece respecto a la conservación de los edificios no afectan a las relaciones sujetas al dercho privado, entre propietarios y compañías aseguradoras.

Deben formar parte del libro del edificio los documentos que provienen de las inspecciones técnicas que incluyen los informes técnicos sobre el estado de conservación y mantenimiento de los edificios y los certificados de aptitud, según determina el artículo 25.2.c) de la Ley del derecho a la vivienda.

Decreto 187/2010 de 23 de Noviembre, sobre inspección técnica de los edificios de viviendas

http://www.gencat.cat/diari_c/5764/10322147.htm

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *