Impugnaciones recientes contra el arbitrio de plusvalía

Porque el arbitrio de plusvalía grava el aumento de valor de los años siguientes a la transmisión, no de los anteriores. Se permite probar que no ha habido aumento de valor.

Un contribuyente impugnó el cálculo del arbitrio sobre el incremento de valor del terreno porque consideró que no debía efectuarse partiendo del valor actual del terreno, si no del valor anterior a la transmisión. 

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Toledo estimó que la cantidad se había cobrado indebidamente como consecuencia de que la forma de determinar la base imponible era contraria a la ley y condenó al Ayuntamiento de Toledo a devolver 7.227 euros al contribuyente: el método de cálculo establecido en la ley “es incorrecto al partir del valor final de los bienes y no – como debería efectuarse para comprobar el incremento experimentado por el suelo – teniendo en cuenta el valor inicial”. 

Pero la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo emitió una sentencia en la que respaldó el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Toledo que había sido condenado a devolver 7.227 euros a un contribuyente. 

El TS casó y anuló dicho fallo “en tanto contiene un criterio contrario al que hemos establecido, ya que considera erróneamente que la base de cálculo de la base imponible establecida en la ley puede ser sustituida por un método distinto”: es incorrecto al partir del valor final de los bienes y no – como debería efectuarse para comprobar el incremento experimentado por el suelo – teniendo en cuenta el valor inicial. 

Porque no hay plusvalía si no hay aumento de valor

El Tribunal Supremo en Sentencia número 1163/2018 de 9 de julio considera que el artículo 110.4 del TRLRHL es inconstitucional y nulo porque no permite acreditar un resultado diferente al resultante de las reglas de valoración que contiene o dicho de otras forma porque impide a los sujetos pasivos que puedan acreditar la existencia de una situación inexpresiva de capacidad económica. 

Y reafirma en el fundamento jurídico 5º que corresponde al sujeto pasivo del IIVNU probar la inexistencia de una plusvalía real, conforme a las normas generales sobre carga de la prueba previstas en la Ley 58/2003 General Tributaria. 

Así pues el obligado tributario puede probar que el terreno no ha experimentado un aumento de valor y no se ha producido el nacimiento de la obligación tributaria principal correspondiente al IIVTNU y no procederá entonces la liquidación del impuesto. 

El sujeto pasivo podrá probar la inexistencia de aumento de valor mediante las escrituras de adquisición, podrá optar por una prueba pericial o podrá optar por cualquier otro medio probatorio. 

Share:

More Posts