Embargo de bienes por la AEAT ante la falta de pago por el contribuyente

Una vez transcurre el periodo en el que se debe ingresar un impuesto de manera voluntaria pero éste pasa sin que el contribuyente ingrese la deuda o haya gestionado su aplazamiento, la Agencia Tributaria comenzará un proceso de apremio en el que  puede embargar bienes y derechos para poder cobrar la deuda.

embargo1

¿Qué hacer ante un embargo?

La Agencia Tributaria para embargar debe de cumplir con el mandato contenido en la providencia de apremio y cada actuación de embargo debe documentarse en diligencia de embargo.

El obligado al pago podrá interponer recurso o reclamación económico-administrativa si se dan alguna de las siguientes circunstancias:

  • Extinción de la deuda o prescripción del derecho a exigir el pago.
  • Falta de notificación de la providencia de apremio.
  • Incumplimiento de las normas reguladoras del embargo contenidas en esta ley.
  • Suspensión del procedimiento de recaudación.

Si el embargo concurre con otros, entonces el embargo preferente será aquel que sea más antiguo según la fecha de diligencia del embargo.

La Agencia Tributaria deberá actuar conforme al principio de proporcionalidad y solo procederá al embargo en cuantía suficiente para cubrir el importe de la deuda, los intereses devengados y que se devenguen hasta el ingreso de la deuda, los recargos del periodo ejecutivo y las costas del procedimiento de apremio.

Se puede acordar con el obligado al pago un orden de embargo si los bienes garantizan el pago de la deuda con la misma prontitud que aquellos en el orden normal y además no se perjudica a terceros. Sin embargo en general la Administración utiliza el orden estipulado en la ley, el cual es el siguiente:

  • Dinero en efectivo o en cuentas abiertas en entidades de crédito

En primer lugar la Agencia Tributaria podrá embargar dinero en efectivo y este será inmediatamente ingresado en el Tesoro. En el caso de que se trate de recaudación de cajas o similares de empresas la Agencia Tributaria puede acordar que los pagos se deban realizar con cargo a dicha recaudación en la cuantía necesaria para evitar la paralización de aquellas.

Después la Administración  si conoce que existen cuentas o depósitos abiertos en una entidad de crédito puede ser embargados. Además podrán ser embargados aquellos bienes y derechos de que sea titular el contribuyente existentes en aquella oficina aunque no fuesen conocidos por la Administración hasta que se alcance el importe de la deuda pendiente, el recargo del periodo ejecutivo, intereses y las costas producidas.

  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables en el acto o a corto plazo

Se entienden que son realizables a corto plazo cuando en circunstancias normales puede ser realizado en un plazo no superior a seis meses.

En el caso de discordancia o de insuficiencia de los valores conocidos por la Administración e identificados en la diligencia para cubrir el importe total adeudado la entidad de crédito entregará la relación de los valores con los datos necesarios para poder valorarlos. Después se indicaran a la entidad los valores que deban quedar definitivamente embargados. Pero si resulta más adecuado se puede acordar el embargo de los rendimientos de dichos valores en vez de venderlos.

La AEAT dispone de información privilegiada acerca de los clientes de la empresa a través del modelo 340 y 347. Este tipo de apremio, si bien para la AEAT suele resultar eficaz, puede causar un grave perjuicio a la empresa, pues drena su liquidez y genera una imagen exterior de insolvencia.

  • Sueldos, salarios y pensiones

Incluso pueden ser embargados los salarios o equivalentes. La diligencia de embargo se presentará al pagador  que quedará obligado a retener las cantidades correspondientes y a ingresar en el Tesoro el importe detraído. También es posible que se embarguen las percepciones futuras, es decir, aquellas que todavía no se han devengado.

Por otro lado también son embargables los créditos y derechos realizables en el corto plazo. Aquellos no garantizados se le notificará a la persona o entidad que deba pagar ese crédito o derecho que deberá ingresar el importe en el Tesoro hasta cubrir la deuda. Por lo tanto no tiene carácter liberatorio el pago de la deuda al contribuyente embargado.

Pero si los créditos y derechos son garantizados se deberá notificar también el embargo al garante. Y vencido el crédito sin que se pague la deuda se promoverá la ejecución de la garantía.

En cualquier caso solo se podrá embargar aquellos salarios o equivalentes que excedan del salario mínimo interprofesional. Para Estos se embargaran según la siguiente escala:

  • Para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60 por 100.
  • Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional, el 75 por 100.
  • Para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía, el 90 por 100.

Si a la persona que se va a embargar es beneficiario de más de un salario o similar entonces se acumularan para deducir de la parte embargable del conjunto total.

Además se acumularán los salarios de los cónyuges cuando el régimen económico del matrimonio no sea el de separación de bienes.

Las cargas familiares que se prueben pueden rebajar los porcentajes entre un 10% y un 15% según decida el secretario judicial. Pero a partir del cantidad adicional que exceda el quinto salario no puede reducirse por este motivo.

  • Bienes inmuebles

Por otro lado también son embargables los inmuebles. Para su embargo se requerirán los títulos de propiedad a los titulares de los bienes o derechos. Además se solicitará la anotación preventiva de embargo en el Registro de la propiedad.

  • Intereses, rentas y frutos de toda especie

Los intereses, rentas y frutos de toda especie pueden ser embargados notificando a la persona o entidad pagadora que debe retenerlos e ingresarlos en el Tesoro hasta que se cubra la cantidad adeudada. Aunque si los frutos o rentas sean derechos de explotación de una obra protegida por la Ley de Propiedad Intelectual se consideraran salarios y por tanto se embargaran como ellos.

Pero si fuesen frutos o rentas obtenidos por empresas o actividades comerciales, industriales y agrícolas se puede nombrar un administrador o interventor. En el caso de que los frutos estén asegurados se notifica a la entidad aseguradora el embargo .

  • Establecimientos mercantiles o industriales

La Agencia Tributaria también podrá embargar establecimientos mercantiles e industriales y este comprenderá los siguientes:

  • Derechos de cesión del contrato de arrendamiento del local del negocio, si este fuese arrendado, y las instalaciones.
  • Derechos de propiedad intelectual e industrial
  • Utillaje, maquinas, mobiliario, utensilios y demás instrumentos de producción y trabajo.
  • Mercaderías y materias primas.
  • Posibles indemnizaciones.

Además si se considera que la continuidad de aquellos que ejercen la dirección puede perjudicar la solvencia del obligado al pago. Así que la Administración podrá acordar el nombramiento de un funcionario para que ejerza de administrador.

  • Metales preciosos, piedras finas, joyería, orfebrería y antigüedades

Se podrán embargar metales preciosos, piedras finas, joyería, orfebrería, antigüedades y otros objetos de valor histórico o artístico. Y se adoptaran las medidas necesarias para impedir su sustitución o levantamiento.

  • Bienes muebles y semovientes

Los bienes muebles y semovientes serán embargables mediante la terciopersonal en el domicilio del obligado al pago. Aunque si se trata de automóviles o similares se notificara el embargo al obligado y este deberá poner a disposición del órgano de recaudación las llaves y la documentación en un plazo de cinco días.

  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables a largo plazo

El embargo de créditos y derechos a largo plazo se realizara de acuerdo a la normativa para el embargo de valores.

Enajenación de los bienes embargados

Una vez los bienes o derechos estén en disposición de la Administración esta procederá a valorarlos a precio de mercado mediante los criterios habituales de valoración. Esta valoración se notificara al obligado al pago que podrá presentar valoración contradictoria realizada por perito en el plazo de quince días si está disconforme con la valoración de la Administración. Si no existe acuerdo entre las dos partes entonces el órgano de recaudación solicitara una nueva valoración.

Esa valoración del bien será el tipo para la subasta si no existen cargas. Pero si existen cargas o gravámenes de carácter anterior entonces dependerá de si exceden el valor del bien o no. Si no exceden el valor del bien entonces el tipo para la subasta será la diferencia entre el valor del bien y las cargas. Pero si se excede, la valoración del bien serán los débitos y costas si no supera la valoración o la valoración en caso de que las deudas sean superiores.

Los bienes podrán enajenarse mediante subasta publica, concurso o adjudicación directa. Aunque en principio se utilizará la subasta publica a no ser que la ley estipule otro sistema.

 Reglamento General de Recaudación

Ley Enjuiciamiento Civil

 

 

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *