El impuesto sobre sucesiones discrimina a los no residentes: sentencia el TSJ de la UE

 

Batalla de Lepanto año 1571 O todos moros o todos cristianos
Batalla de Lepanto año 1571
O todos moros o todos cristianos

La normativa española del Impuesto sobre Sucesiones establece diferencias de trato injustificadas entre residentes y no residentes.

Solicitud de la devolución de ingresos indebidos.

 

La normativa española del Impuesto sobre Sucesiones establece diferencias de trato injustificadas entre residentes y no residentes.
El impuesto sobre Sucesiones es un tributo estatal, cuya recaudación se ha cedido por el Estado  a las Comunidades Autónomas.
El artículo 32 de la Ley  estatal, 22/2009,  regula el alcance de la cesión en los siguientes términos:
Se considera producido en el territorio de una Comunidad Autónoma el rendimiento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de los sujetos pasivos residentes en España según los siguientes puntos de conexión:
– En el caso de las herencias el Impuesto se considera producido en el lugar en que el causante (el que transmite sus bienes porque ha fallecido) tiene su residencia habitual.
-En el caso de donaciones de bienes inmuebles y de los demás bienes y derechos, el Impuesto se considera producido en el lugar en que se hallan estos bienes.

Las Comunidades Autónomas tienen competencias normativas para establecer reducciones:

-Sobre la base imponible.
-Sobre las tarifas del impuesto.
-Sobre las cuantías y coeficientes del patrimonio preexistente.
-Sobre las deducciones y bonificaciones en la cuota.

Y es más beneficiosa la regulación de las Comunidades Autónomas que la regulación general que efectúa de estas cuestiones la Ley del Estado: La regulación sobre la base imponible, sobre las tarifas del impuesto, sobre las cuantías y coeficientes del patrimonio preexistente y sobre las deducciones y bonificaciones en la cuota por las Comunidades Autónomas

Y ahí se halla el quid de la cuestión, pues los no residentes quedan fuera del ámbito de aplicación de las normas sucesorias promulgadas por las Comunidades Autónomas, que son más beneficiosas económicamente que las normas sucesorias promulgadas por el Estado.

Las situaciones de desigualdad en el trato fiscal entre residentes y no residentes se produce en los siguientes casos:

Existiendo obligación Real de contribuir, que es la de contribuyentes que no tienen su residencia habitual en España.

La desigualdad se produce  por la adquisición por no residentes  de bienes   y derechos situados en España.

Se trata pues de no residentes que adquieren bienes por herencia o donación , hallándose dichos bienes  en territorio español.

Existiendo obligación Personal de contribuir

Que es la que corresponde a los residentes en el territorio en que se aplica el impuesto.

La desigualdad se da con respecto a aquellos  contribuyentes que tengan su residencia habitual en España  cuando adquieren por donación o herencia  bienes que no se hallan situados en el territorio de aplicación del impuesto.

Y todo ello según los artículos 21,22, 32 y 48  de la  Ley del Impuesto.

Por esta razón la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea decide:
“Declarar que el Reino de España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud de los artículos 63 TFUE y 40 del Acuerdo sobre Espacio Económico Europeo de 2 de Mayo de 1992, al permitir que
se establezcan diferencias en el trato fiscal de las donaciones y de las sucesiones entre los causahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, entre los causantes residentes y no residentes en España y entre las donaciones y las disposiciones similares de bienes inmuebles situados en territorio español y fuera de éste.”

Solicitud de la devolución de ingresos indebidos.

La consecuencia de esta Sentencia es que se abre la posibilidad de efectuar nuevas liquidaciones del Impuesto sobre Sucesiones de aquellos periodos no prescritos conforme a la nueva Ley, una vez anulados los preceptos que han sido declarados contrarios a la normativa comunitaria y solicitar la devolución de ingresos indebidos.

Lo cierto es que el Gobierno a la vista de esta Sentencia deberá publicar la modificación del Impuesto sobre Sucesiones.

Si la fecha de la Sentencia es de 3 de Septiembre de 2.014, cabrá solicitar la rectificación y devolución de ingresos indebidos de las liquidaciones del Impuesto sobre Sucesiones correspondientes al periodo 2.011 a 2.014.

Si entendiéramos que el 11 de Julio de 2.007 la Comisión Europea ya envió un escrito de requerimiento al Reino de España en que advertía de la posible inconstitucionalidad de la legislación estatal, en especial los artículos 24 y 40 de la Ley 21/2001, actualmente artículos 32 y 48 de la Ley 22/2009, y consideráramos que dicho requerimiento interrumpió la prescripción del Impuesto con relación a los preceptos impugnados, las liquidaciones que podrían ser objeto de impugnación serían las comprendidas entre los años 2.004 y 2.014.

 

Por Santiago Roig

Según la Sentencia de nuestro Tribunal Constitucional , Sentencia 145/2012 de 2 de Julio y con respecto a una sentencia del TJUE derivada de recurso por incumplimiento consecuencia además de las normas básicas integrantes del TFUE, afirma, citando varias sentencias del TJUE:

1) Que la naturaleza declarativa de las sentencias del TJUE que resuelven recursos por incumplimiento no afecta a su fuerza ejecutiva ni empece sus efectos “ex tunc”, lo que es repetido en varios fundamentos de la sentencia, aclarando que proyectan la eficacia de sus pronunciamientos al momento de la entrada en vigor de la norma interna considerada contraria a derecho de la Unión Europea y no a la fecha en que se dictan.

2) Como consecuencia de las mismas se dejan sin efecto a la  norma desplazada , aun cuando no haya sido desplazada del ordenamiento interno.

3) Que dicha eficacia retroactiva absoluta -ex tunc- vincula y obliga a los Tribunales de Justicia y Administración Públicas del Estado condenado.

De lo expuesto queda patente y claro que:

I Los puntos de conexión afectados por la sentencia son y han sido siempre nulos de pleno derecho e inaplicables, aunque no se haya procedido a su derogación formal.

II Los no residentes e incluso residentes en los casos que les afecten, que hubieran tributado conforme a los mismos, sea cual fuese la fecha de ingreso de su autoliquidación, incluso conforme a la anterior ley de cesión, la Ley 21/2001, bajo cuya vigencia se inició el procedimiento, tienen derecho a la devolución de lo ingresado, con sus correspondientes intereses de demora y eso, aunque haya transcurrido el plazo de 4 años de prescripción, sin necesidad de acudir al expediente de responsabilidad patrimonial de la Administración.

III Los no residentes o residentes cuyas liquidaciones devienen nulas no pueden tributar por normas que se dictan en el futuro en reemplazo de las inaplicables, salvo que se les atribuya expresamente carácter retroactivo, lo que sería muy discutible desde el punto de vista del derecho interno como del comunitario.

Por Javier Máximo Juárez

en Informe sobre la Sentencia del TJE de 3 de Septiembre de 2014, respecto de la tributación del Reino de España por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Reader Interactions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *