Determinación y prueba de los ingresos de los progenitores

La ruptura matrimonial o de pareja de hecho va a suponer una alteración económica de especial trascendencia en ambas partes de la relación. La ruptura provoca la obligación de plantearse y cuantificar distintas prestaciones u obligaciones que gravarán en mayor medida a uno de los miembros de la pareja.

Las prestaciones que se pueden devengar en virtud de la realidad de cada pareja o matrimonio son: la pensión de alimentos de los hijos, la prestación compensatoria como consecuencia del desequilibro económico que uno de los miembros sufre tras la ruptura respecto al modelo y nivel de vida compartido y la compensación económica. 

Para delimitar todas ellas tenemos que determinar o conseguir probar los ingresos de ambas partes.

No existe un modelo o inteligencia artificial que permita concretar sin margen de error los mecanismos para el cálculo, y se produce así una indeterminación de los criterios de cálculo que genera especial inquietud en los miembros de las parejas o matrimonios afectados. 

La valoración o acreditación de la situación económica de las partes determinará la fijación de las pensiones. El criterio de proporcionalidad entre los gastos de los hijos y los ingresos de los progenitores también será determinante.

Dificultades para acreditar capacidad económica progenitores

a.- Indeterminación de modelos de cálculo, programa informático del CGPJ y sistema de tablas para cálculos para fijar pensiones, que se está tratando de implementar paulatinamente criterios más estandarizados, pero no han conseguido resultados homogéneos. 

b.- Respuestas judiciales diferentes a situaciones similares, falta de un modelo estandarizado o criterio único. 

c.- Desinformación sobre situación económica del contrario dificulta la asunción de acuerdos.

Consideraciones para intentar probar documental ingresos de las partes

1.- Elementos orientadores: Ingresos del trabajo, salario más pagas extras, retribuciones en especie, retribuciones variables por objetivos o bonus, ingresos del patrimonio.

2.- Criterios de análisis para distintos colectivos:

Personas asalariadas y funcionarios:

a.- 12 últimas nóminas para considerar las pagas extras.

b.- Declaraciones IRPF últimos dos años. Para cálculo de ingresos para cómputo de pensiones tener en cuenta rendimiento neto menos cuota del impuesto (casilla 15 – casilla 741)

c.- Certificación retenciones empresa últimos dos años.

d.- Pagas extras, retribución en especie, se computan como salario y tributan por IRPF, retribución variable por objetivos o bonos, se percibe al final de año estimación la media percibida en los últimos años.

Autónomos y empresario individual:

a.- Alta autónomos o cuota autónomo. 

b.- IVA 4 últimos trimestres. Es útil cuando no se dispone del IRPF, la declaración de IVA computa ingresos brutos no netos. Los profesionales médicos y sector sanidad no lleva IVA.

c.- IRPF 2 últimos años.

Atención con pagos fraccionados de IRPF es un ingreso a cuenta no refleja los ingresos totales del trimestre.

Estimación directa, rendimiento neto (casilla 131 declaración)

Estimación objetiva, problemática de los módulos. La declaración IRPF como medio prueba. 

 Persona física con ingresos derivados de sociedad mercantil:

a.- Cuentas anuales o impuesto de sociedades para acreditar resultados sociedad. Distribución dividendos.

b.- Facturación de la sociedad, cifra de negocios.

c.- Administración único, salario auto asignación, acuerdo estatutos sociales. Posibilidad de disposición cuentas por el titular.

d.- Cargo de gastos familiares a la sociedad mercantil.

e.- Análisis comparativo de la cuenta de pérdidas y ganancias de la sociedad de distintos ejercicios. 

 Personas perceptoras de pensiones o prestaciones sociales:

a.- Tipo de prestación o pensión.

b.- Fecha reconocimiento prestación, duración y cuantía.

c.- Otros tipos de ayudas, becas, servicios sociales, etc.

 Ingresos de capital mobiliario o inmobiliario:

a.- Se computa para el cálculo de la pensión los ingresos que genera el patrimonio mobiliario o inmobiliario. b.- Posibilidad de considerar el patrimonio a la hora de fijar la pensión, no solo los ingresos o rendimientos del trabajo. Sentencia 337/06 de 17 de mayo de 2006, Sección 12 AP Barcelona rollo 97/2006. 

Share:

More Posts