Bienes ocultos en el extranjero, declaración extemporánea.

Leónidas en las Termópilas, de Jacques Louis David Según Plutarco: “se cuenta que uno que hurtó un zorrillo y lo ocultó debajo de la ropa, y despedazándole este el vientre con las uñas y con los dientes aguantó y se dejó morir por no ser descubierto”.
Leónidas en las Termópilas, de Jacques Louis David Según Plutarco: “se cuenta que uno que hurtó un zorrillo y lo ocultó debajo de la ropa, y despedazándole este el vientre con las uñas y con los dientes aguantó y se dejó morir por no ser descubierto”.

El proceso legislativo seguido por el gobierno español para inducir a los contribuyentes  a regularizar rentas procedentes de bienes ocultos en el extranjero por medio  de una amnistía fiscal de los ejercicios que en 2.012 no se hallaban prescritos, 2.008 a 2.011, mediante el pago de un gravamen especial del 10 %, sin sanciones, que estuvo vigente hasta Noviembre de 2.012, le condujo finalmente a cerrar el proceso de regularización, estableciendo una normativa que ha dejado en muy mala situación a quienes no se hubieran acogido a esta regularización. La declaración que se presentó para regularizar fue la 750, estableciéndose deberes de información anuales para los bienes y derechos que fueron regularizados, que se tradujo en la famosa declaración 720 que debía presentarse cada año antes del mes de Abril.

Determinados bienes en el extranjero descubiertos  por la Administración Tributaria tendrán la consideración de ganancias patrimoniales no justificadas y tributarán en la base imponible general del impuesto. 

Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude («B.O.E.» 30 octubre).Vigencia: 31 octubre 2012.Artículo 39 de la Ley del IRPF. Artículo 134.6 del texto refundido de la ley del Impuesto sobre Sociedades.

Según esta nueva normativa , dichos bienes y derechos tendrán la consideración de ganancias de patrimonio no justificadas y se integrarán en la base imponible general del periodo impositivo más antiguo entre los no prescritos susceptibles de regularización  respecto de los cuales no se hubiera cumplido en el plazo establecido la obligación de información a que se refiere la disposición adicional decimooctava de la Ley 58/2003 de 17 de Diciembre, General Tributaria. Se exceptuán: “No obstante, no resultará de aplicación lo previsto en este apartado cuando el contribuyente acredite que la titularidad de los bienes o derechos corresponde con rentas declaradas, o bien con rentas obtenidas en periodos impositivos respecto de los cuales no tuviese la condición de contribuyente por este Impuesto.”Esta nueva normativa implica la imposibilidad de probar que dichas ganancias patrimoniales se produjeron en un periodo impositivo anterior a 2.012. Por si fuera poco la disposición adicional segunda en la Ley 7/2012, pretende acotar el ámbito temporal del precepto, cuando establece que la imputación de rentas del artículo 39.2 de la Ley del IRPF  y 134.6 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades se realizará al periodo impositivo que proceda según los señalado en dichos preceptos en el que hubieran estado en vigor dichos apartados. En fin, con ello se dice que la ganancia no justificada se imputará siempre a un periodo impositivo posterior a 2.012. Por si no fuera poco establece la Sanción del 150 % sobre el valor de los bienes descubiertos Según la disposición adicional primera   de la Ley 7/2012 en caso de ganancias patrimoniales no justificadas y de presunción de obtención de  ganancias patrimoniales no justificadas, determinará la comisión de infracción tributaria, que tendrá la consideración de muy grave, y se sancionará con una multa pecuniaria proporcional del 150 por ciento del importe de la base de la sanción. La base de la sanción será la cuantía de la cuota íntegra resultante de la aplicación de los artículos citados en el párrafo anterior. Regula además la obligación de declarar los bienes y derechos situados en el extranjero. Régimen sancionador.

  Se introduce una nueva disposición adicional decimoctava de la Ley General Tributaria con la siguiente redacción: «Disposición adicional decimoctava Obligación de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero

1. Los obligados tributarios deberán suministrar a la Administración tributaria, conforme a lo dispuesto en los artículos 29 y 93 de esta Ley y en los términos que reglamentariamente se establezcan, la siguiente información:

  • a) Información sobre las cuentas situadas en el extranjero abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio de las que sean titulares o beneficiarios o en las que figuren como autorizados o de alguna otra forma ostenten poder de disposición.
  • b) Información de cualesquiera títulos, activos, valores o derechos representativos del capital social, fondos propios o patrimonio de todo tipo de entidades, o de la cesión a terceros de capitales propios, de los que sean titulares y que se encuentren depositados o situados en el extranjero, así como de los seguros de vida o invalidez de los que sean tomadores y de las rentas vitalicias o temporales de las que sean beneficiarios como consecuencia de la entrega de un capital en dinero, bienes muebles o inmuebles, contratados con entidades establecidas en el extranjero.
  • c) Información sobre los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles de su titularidad situados en el extranjero.

 2. Régimen de infracciones y sanciones.

Constituyen infracciones tributarias no presentar en plazo y presentar de forma incompleta, inexacta o con datos falsos las declaraciones informativas a que se refiere esta disposición adicional.

También constituirá infracción tributaria la presentación de las mismas por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos en aquellos supuestos en que hubiera obligación de hacerlo por dichos medios.

Las anteriores infracciones serán muy graves y se sancionarán conforme a las siguientes reglas:

  • a) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre cuentas en entidades de crédito situadas en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros. La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.
  • b) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre títulos, activos, valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros. La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada elemento patrimonial individualmente considerado según su clase, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.
  • c) En el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero, la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a un mismo bien inmueble o a un mismo derecho sobre un bien inmueble que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros.

La sanción será de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a un mismo bien inmueble o a un mismo derecho sobre un bien inmueble, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria. Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

 Declaración extemporánea de bienes ocultos en el extranjero

Conforme a la normativa que hemos expuesto, la Administración Tributaria podrá considerar que se trata de ganancias patrimoniales no justificadas que deberán tributar en la base imponible general y aplicar la sanción del 150 %.

Comparte:

Más entradas

Deducción por familia numerosa

Ampliación en 600 euros de la deducción por familia numerosa de cada hijo a partir del tercero.  La cuantía de la deducción por familia numerosa especial,