Aplazamientos y fraccionamientos impuesto sobe sociedades: denegación
No pasarán

Wildebeest, crossing river Mara, Serengeti National Park, Serengeti, Tanzania, Africa

Hoy a 28/12/2016

Hemos recibido una denegación de aplazamiento del Impuesto sobre Sociedades solicitada por un cliente del despacho

Motivos de denegación de aplazamiento/fraccionamiento

“Por no haber quedado suficientemente justificada la existencia de dificultades económico-financieras ni las dificultades transitorias de liquidez invocadas que pudiera impedir hacer frente al pago de la deuda en plazo.

Por otra parte, en virtud del Real Decreto-ley 2/2016, de 30 de septiembre, por el que se introducen medidas tributarias dirigidas a la reducción del déficit público, se introducen modificaciones normativas en le ley 27/2014 de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades por medio de las cuales se dispone un incremento de esfuerzo recaudatorio exigido a grandes empresas.

Dichas modificaciones afectan al régimen legal de los pagos fraccionados, con la finalidad de conseguir el imprescindible incremento de los ingresos correspondientes al impuesto sobre sociedades, y de allegar esos fondos de manera inmediata a las arcas públicas, contemplando de manera expresa la obligación de la Administración Tributaria de velar por la efectividad de esa recaudación adicional de conformidad con la legislación vigente.

Por otra parte, el mecanismo del pago fraccionado permite a la Hacienda Pública allegar los fondos necesarios para el cumplimiento de sus obligaciones de gasto de una manera regular y homogénea a lo largo del ejercicio económico, evitando que se produzcan picos de ingresos en momentos muy puntuales con una imposibilidad de obtenerlos durante el resto del ejercicio, estando en la propia esencia del pago fraccionado que la cantidad resultante se ingrese en el momento exacto que dispone su norma reguladora quedando totalmente desvirtuado si se permite dilatar o retrasar su ingreso.”

La actual situación de ingreso presupuestario obliga a una política de restricción en el gasto y de disciplina en el ingreso, que exige asegurar por quien se encarga de la gestión recaudatoria de tales ingresos no sólo que se ingresan efectivamente todos los créditos tributarios debidos por los contribuyentes, sino que los mismos se materializan en el momento temporal que se establece materialmente.

En el presente caso, la necesidad de servir con objetividad los intereses generales con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho, y el interés público que se pone de manifiesto en el citado Real-Decreto Ley, así como dar cumplimiento al mandato, allegar fondos de manera inmediata a las arcas públicas, contenido en el mismo, determina la denegaciónj de la solicitud de aplazamiento y fraccionamiento de pago presentada.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *